FAMILIA (parte 1ª)

 

Mi segundo pensamiento escrito (post), trata sobre la FAMILIA. Lo pongo en mayúsculas porque es un tema, opino, importantísimo y que da para mucho….pero mucho mucho.

Para mucha gente la palabra FAMILIA le sugiere, amor, calor, protección, apoyo…para otra tanta gente la FAMILIA les sugiere, conflicto, discusiones, impotencia, culpas, traumas e incluso maltratos….

 Otros por último, los más realistas la Familia les sugiere de todo un poco, amor pero también rabia, alegría pero un poco salpicado de traumas, protección pero también distancia, apoyo pero con su dosis de culpa….

Yo creo que las familias se dividen entre las sanas (o con un 90-80% de salud emocional y mental, no he conocido por ahora ninguna familia modélica o ideal) y las un poquito enfermas o que necesitan ayuda y harían bien en ir juntos a terapia de grupo.

También están las que se quieren y otras que se quieren menos…sí sí también las hay…familias que en realidad no se quieren, suena mal pero es así, existen.

La familia puede ser fuente de muchas satisfacciones así como de muchísimo sufrimiento. Cuanto me gustaría saber ahora el porcentaje de personas que van a terapia por temas familiares, me atrevería a decir sin haber investigado que un 60-70% de la población…

Pero el hecho es que cuando una pareja decide crear una familia lo hacen con las mejores intenciones y llenas de amor, no conozco a ninguna pareja que desee traer nuevos seres al mundo para traumatizarlos…

Así que mi PREGUNTA es: ¿Por qué, si la intención es en esencia tan buena, las familias a veces se convierte en un hormiguero de discusiones y conflictos?

La respuesta no la tengo pero, espero acercarme a ella una vez terminado este pensamiento escrito que se me antoja será muyyy largoooo.

Esa persona especial de la que hablé en el post o pensamiento escrito anterior en otra de sus clases nos enseñó que las familias era el escenario ideal para solucionar nuestros traumas y conflictos y que nos lo debemos tomar no como un castigo pero como una oportunidad de aprendizaje y resolución…

Muchos os diréis: “Pues yo me llevo matrícula de honor”…y seguramente así sea…

Hay familias que como sus miembros sean capaces de solucionar todos los conflictos y traumas….se convertirían en Dalai lamas todos y cada uno de ellos….;-)

En todo el tema del trabajo interior en el que estoy tan interesada suelen decir, que si una persona, aunque solo sea una persona de esa familia, trabaja y soluciona sus conflictos y los traumas heredados de la familia, su simple sanación puede provocar la sanación del resto de sus miembros, tanto es el poder de una sola persona. Esperanzador desde luego.

Creo que con una familia conflictiva no se debe ni caer en el odio absoluto ni en la indiferencia, es decir, no creo que sea lo mejor, maldecir a la familia por muy conflictiva que sea, como hacer que no pasa nada , aceptarla y decir cosas del tipo: ”toda las familias tienen discusiones”, ”o mi familiar era así pero nos quería mucho” o cosas por el estilo….No, entre otras cosas creo que ignorarlo es una forma de no solucionarlo y tarde o temprano sale a la luz o peor aún, no cerramos el círculo y repetiremos ese modelo con nuestros hijos de alguna manera más o menos evidente. Creo que hay que ver lucidamente de lo que se trata y resolverlo. Aquí dicha persona especial (os dejaré con la intriga de descubrirla más adelante) habló una gran parte de un curso sobre el tema de la familia.

Cuando oí que era sano tomar distancia y decir: “hasta aquí llego “y que no había porque sentirse culpable, fue muy positivo y liberador.

¿Cuántos de nosotros no hemos tomado distancia por salud mental de ciertos miembros de nuestra familia? Pues que sepáis que poner los límites y distancia adecuada, eso  es una prueba de amor y no tenéis porque sentiros culpable.

La familia, no podemos vivir sin ella pero que difícil resulta a veces vivir con ella.

El concepto de la familia cambia enormemente según la cultura del país. No solo si comparamos a la familia europea con la africana por ejemplo, sino entre los mismos países de la unión europea, por ejemplo.

No existe la misma cercanía entre miembros de la familia en Alemania como en España, esto no quiere decir que no se quieran, pero no sienten la necesidad de estar tan cerca unos de los otros. Así mismo sucede con la española respecto a la sudamericana.

En Alemania por ejemplo lo normal es que el niño o la niña, se vaya de casa con 18 años se independice y haga su vida, mientras que en España no es lo habitual.

Después de haber tenido la oportunidad de haber vivido en un país de cultura germánica  muchos años puedo afirmar que a mí entender no es lo más sano ni lo uno ni lo otro. Un término medio sería lo ideal.

Es decir creo que es bueno que haya cercanía y calor, porque ¿por qué estar solo cuando puedes estar cerca de tu familia que te va a apoyar, ayudar y dar cariño (hablando siempre del supuesto de familias “sanas “)? ¿Por qué hacerse la vida tan difícil y andar por el mundo con 18 añitos cuando aún eres un crio?, ¿Porque irse a vivir a Siberia cuando puedes quedarte en tu país, en tu ciudad e incluso en tu barrio? ¿Que un día no sabes con quien dejar a los niños? Pues con quien mejor que con sus abuelos, o hermanos o tíos, ¿que no tienes que comer? Te vas a la casa de tu mami que cocina muy rico y con mucho cariño

Pero tampoco creo que sea lo ideal que el “niño” o “niña” de 30 años siga viviendo protegido en la casa de los padres, porque crea personas cerradas, dependientes y sobre todo muy muy  cómodos.

Con la cantidad de jóvenes licenciados y estudiados (creo que el nivel cultural en España es superior a otros países en los que he vivido, aunque TIENE QUE MEJORAR…MUCHO) es increíble lo que al español le gusta la comodidad…

Bueno, la comodidad es humana y en cierta forma todos la buscamos, insisto ¿porque sufrir más de la cuenta? Pero reconozco que en el movimiento y los cambios es donde más se aprende, mas se abre uno, mal tolerante se hace, más abierto y asertivo…

Noto un gran diferencia entre la gente que se ha ido sola al extranjero a “buscarse la vida”, con los que han buscado siempre la comodidad y seguridad de quedarse a lo largo de toda su vida en su lugar de procedencia…

Esto del cambio te hace además de fuerte, más inteligente, digamos que estimula tu capacidad de resolución.

Pero vuelvo a lo de antes, hay que saber también, volver a casa.

Como este tema da para un par de post mas…lo cerraré y volveré a las 2ª parte en breve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s