¿Cómo sobrevivir a un trabajo y no morir en el intento?

CAM02493[1]

He terminado hace dos días el libro de Bernardo Stamateas, GENTE TÓXICA y ha sido sin duda muy interesante. Es el típico libro que haría falta leerlo más de una vez.

En realidad lo compré hace varios años y como me ha pasado con varios libros, solo lo empecé a leer hace unos días. Y este ha sido el momento ideal para su lectura.

He tenido una experiencia laboral que yo he identificado como tóxica.  Fueron solo unas semanas pero si me hubiese quedado más tiempo no estoy segura de como hubiese acabado, no muy bien desde luego.

Todos tenemos, o hemos tenido pensamientos tóxicos. En mi caso, gracias a un trabajo interior intenso, los he podido identificar.

Pero hay algo que diferencia a unas personas de otras (por ejemplo de las que me he tenido que ver la cara) y es que algunos con sus pensamientos “solo” se perjudican a sí mismos mientras que otros perjudican y mucho a los demás. En mi caso, por ejemplo, cuando he tenido un mal día, he intentado poner buena cara, bromear y comportarme como si no pasara nada aunque la procesión iba por dentro. Si en algún momento lo he hecho con alguna persona con la que he tenido más confianza (amigos o familia) me he apresurado a disculparme. Ahí radica otra diferencia.

Cuando lo leamos, nos podemos sentir identificados con algunas descripciones. En mi caso, al no saber a dónde me quería dirigir profesionalmente, me quejaba mucho en los trabajos y exigía cosas que solo se pueden conseguir después de algún tiempo: reconocimientos, subidas de sueldo etc… (pág. 171 El Quejoso).

Así que la única, en mi caso repito,  perjudicada de mis pensamientos tóxicos he sido yo misma. Pero todo esto está cambiando.

Compartiré varias páginas del libro y los comentaré con la intención de dar luz a situaciones que he vivido que se podrían considerar tóxicas sobre todo en el ámbito laboral.

Tengo la suerte de poder pedir consejo a varios profesionales del coaching y los dos me han aconsejado lo mismo cuando les he comentado lo que me estaba sucediendo y es que al no poder cambiar a la gente y al no poder cambiar ciertos ambientes laborales, la que tenía que cambiar era yo, mis pensamientos y mi manera de reaccionar ante ciertas actitudes agresivas, hostiles o intimidatorias.

Compartiré aquí las sabias palabras de estos terapeutas:

“Lo mayoritario es lo que tú has encontrado. Ese es el mundo real. O vas asumiendo eso, o no vas a encajar nunca en un trabajo…El que grita pues que grite, allá cuentos. Tú sabes cómo debes hacer las cosas aunque obtengas rechazo… ¿Por qué no te atreves a aguantar y superar todo esto, y conseguir la estabilidad económica que necesitas? La agresividad que muestran no es tuya, es suya, es una expresión de su miedo. No te sientas agredida por lo que no es de tu responsabilidad. Da buenos capotazos, sé lisa. PELEA por lo tuyo y tu lugar en el mundo.”

El otro coach me propuso cambiar la perspectiva:

No somos responsables de lo que hacen ni de lo que sienten los demás. Pero sí lo somos, al 100% de lo que hacemos y sentimos SIEMPRE. Sólo así somos dueños de nosotros mismos y no estamos a merced de los otros.

Considera que, en vez de verlo como un problema, lo ves como un reto que tienes que superar en tu nuevo trabajo y de forma favorable para ti y para los demás.

¿Qué tienes que hacer DISTINTO para lograrlo?

Imagínate que ya has resuelto el problema. ¿Qué ha ocurrido? ¿Qué has hecho? ¿Cómo te sientes habiendo logrado la solución?

Desde luego esta perspectiva ha sido novedosa para mí. Pero en dicha experiencia laboral no supe encararlo así porque llegaba muy afectada a casa. Sobre todo llena de rabia e ira no expresada. ¿Cómo conseguir ir al trabajo siendo capaz de ver estos comportamientos (gritos, descalificaciones, comentarios negativos) como retos?

Y esto mismo es lo que indica este libro dando algunos consejos de cómo enfrentarse a dichas actitudes sin salir perjudicados y sin que nos haga daño.

Allá vamos:

En esta sección habla del descalificador:

Pág. 47.

47

 

¿Nos hemos encontrado con alguien así? ¿Nos hemos comportado alguna vez así? En dicho trabajo descalificaban mi actitud delante de todo el equipo. Como me comportaba con mucha educación (exagerada para que quedase claro que no iba entrar en esa dinámica) criticaban que hacía muchas preguntas, cosa que intenté limitar al máximo. Después mi criticaron porque no preguntaba lo suficiente. Comentaban, como siempre públicamente, errores que cometía, magnificándolo a los ojos del resto. Y así todos los días…

Un poco más sobre el descalificador página 51-52.

51

52

 

Efectivamente, una de las razones por las que salía tan afectada de dichas interacciones es porque me tomaba las palabras de descalificador como “palabra sagrada”. Las dejaba entrar en mi interior, destruyendo mi autoestima y el resultado era desastroso. Perdida de energía vital, ilusión, amargura, miedo y por supuesto ningún impulso creativo.

Otro tipo: El Falso, pág. 83-84

83 84

 

Me interesa sobre todo la página 84, por las preguntas, por ejemplo: ¿Qué podré hacer para llegar al éxito y no quedar varado en mitad del camino? ¿Qué será lo que hace que me resigne a que mis sueños y deseos sean sólo ilusiones?..

Pág. 109, el Mediocre, De nuevo preguntas en las que las respuestas nos puede ayudar a descubrir realmente lo que nos limita como por ejemplo: ¿En qué estás ocupado la mayor parte del tiempo, ¿Cuáles son aquellas creencias que hoy todavía te frenan y no te permiten avanzar? Etc…

109

Un poquito más sobre el Mediocre, página 110 y página 116-117.

110 116 117

En la página 116 muy interesantes consejos a tener en cuenta.

Página 135 El jefe autoritario. Muy interesante: como llegar a ser un buen líder. Mira y copia.

135

¡Determina un objetivo y cúmplelo!

Página 163: “hagámonos cargo”

163

 

 Página 187, “ser concretos cuando pidamos algo.”

187

 

Página 193, saber decir: “No”. Importante  y…¡Cuánto nos cuesta decir que no!

.193

Página 201: Libres de la gente: “Nadie está en condiciones de cuestionar ni juzgar ni tu potencial ni tus capacidades”

.201

205 “el poder de los limites”. Esto ha  sido todo un aprendizaje para mí en estos últimos años. El poder de los límites y añadiría también, entender y respetar que los demás nos pongan sus límites también (nadie es perfecto).

 205

Los diferentes tipos de personas tóxicas según el autor son:

Los meteculpas

El envidioso

El descalificador

El agresivo verbal

El falso

El psicópata

El mediocre

El chismoso

El jefe autoritario

El neurótico

El manipulador

El orgulloso

El quejoso

El poder de las palabras

Creo que todos tenemos un poco de cada uno. ¿Cuándo no hemos sido un poco mediocres, orgullosos o incluso un poco manipuladores? Lo importante es identificarlo y darnos cuenta que “sin darnos cuenta” lo estamos haciendo. Ser mejores no por ética por ser “buenos” sino para ser simplemente más felices y tener relaciones de calidad. ¡Y porque la desintoxicación sienta muy bien¡

En resumen, un libro muy necesario, recomendable e interesante. Espero que este post os anime a leerlo y sobre todo, os ayude a manejaros en situaciones difíciles, en definitiva, a ser mas fuertes.

Nos vemos, si queréis ¡claro!, es mi próximo post: “Libros que me han salvado la vida..”.!

¡A por una vida libre de personas y pensamientos tóxicos!

Anuncios

3 comentarios en “¿Cómo sobrevivir a un trabajo y no morir en el intento?

  1. Leí este libro no hace mucho tiempo y me pareció interesante que hubiera una clasificación de gente tóxica, esto nos puede ayudar a identificarlos y alejarnos de ellos.
    Estoy de acuerdo contigo, al final todos llevamos una parte más grande o más pequeña de casi todos los tipos de gente tóxica según la clasificación de este libro. Esta toxicidad creo que es el arma que utilizamos para defendernos o atacar al mundo exterior, y cada uno la utiliza en mayor o menor medida según su grado de optimismo o pesimismo.
    En mi opinión, la gente tóxica es gente infeliz, insatisfecha, que culpabiliza a otros de sus fracasos. Y todos somos un poco tóxicos en algún momento.
    Para mí es más simple, yo haría dos grupos: la gente que te alegra la vida y la gente que te quita las ganas de vivir, los segundos los deshecho lo más rápido posible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s