RUTINA

Después de mucho tiempo sin escribir, vuelvo a la magia de plasmar y ordenar mis pensamientos y la verdad, lo echaba de menos.

A mí que me gusta la lentitud, disfrutar del presente en calma, reflexionar,  me veo en cambio ahora envuelta en un periodo de mi vida donde todo va muy rápido.

 

 

Un momento donde todo se hace apresuradamente, ejecución sin casi tiempo a la reflexión, que me sume en un estado de alienación “ejecutoria” sin lugar a la creatividad, ni a la ensoñación con la que tanto me siento identificada.

Es mi realidad del momento y desconozco si el futuro será diferente.

Ignoro así mismo si ese cambio de vida donde todo tiene mas sentido, donde explayar mis talentos y disfrutar creando, existe. En el fondo sé que sí o quiero creer que sí, pero tal vez no sea aún el momento.

O tal vez sea una de mis muchas fantasías vitales.

Todo esto para decir que por fin tengo tiempo y la energía suficiente para darme a este post y a este tema del que quería hablar desde hacía mucho tiempo.

La rutina: soy la primera que está de acuerdo con que esta palabra no suena bien y no tiene buena fama…pero ¿y si fuera necesaria?

Vuelvo a escribir con el ánimo de esclarecer, entender y por fin sacar conclusiones sobre esta cuestión.

Y quedarme tranquila…por algún tiempo al menos…

Esto decía Paulo Coelho :Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina…. es mortal – 

¿Pero vivir una vida de cambios es viable? ¿Tal vez sea necesario un término medio? Por ejemplo la gente que viaja mucho por trabajo se queja de no tener estabilidad o sea, unas rutinas.

Sin rutina, no hay disciplina, sin disciplina no hay avances ¿no?

En este artículo: La rutina que sigue todos los días la gente más exitosa del mundo

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-03-08/rutina-exito-coach_1341398/

explica justamente eso, que gracias a las rutinas consiguen sus objetivos.

En cambio, las tareas rutinarias matan al cerebro. El cerebro necesita cambio, acción, novedad…

La rutina nos ciega y hace que no veamos ni apreciemos realmente lo que tenemos más cerca, en cambio la novedad da vida, energía y nos hace estar en el aquí y el ahora.

Disfrutamos.

 

Por eso supongo que a muchos nos apasiona viajar.

 

 

Llegamos a un lugar y sentimos que volvemos a vivir en el aquí y el ahora, intensamente.

Viendo y disfrutando de las cosas como si fuese la primera vez, como a un niño todo nos llama la atención, despierta la curiosidad y el disfrute…

La repetición en cambio entumece…

El cuerpo humano necesita de la rutina, hábitos, y el cuerpo es en sí rutinario. Conviene comer y dormir las mismas horas.

A mi personalmente el cambio me estimula y disfruto con el comienzo de las cosas, el comienzo de un trabajo, de una relación…pero el comienzo se transforma pronto en rutina…

Sí, la rutina nos tiñe de gris y ya no valoramos ni disfrutamos con lo que tenemos, con el presente.

Una vez conocí a una persona que cambiaba a menudo de trabajo, de lugar de residencia y es que su psicólogo le había diagnosticado adicción al cambio.

Supongo que habrá personas que hayan nacido para la aventura y otras que se sientan mas cómodas en la rutina…

Según este artículo: La Rutina

https://psicologia.laguia2000.com/general/la-rutina

explica que el ser humano usa la rutina como manera de ganar tiempo a través de automatismos.

En este otro artículo La rutina, ¿buena o mala? se menciona:

“El hombre es un animal de costumbres, pero no hay que olvidar que la costumbre mata al hombre.”

Pero… ¿hasta qué punto es necesaria la rutina? o ¿ buena? o ¿aconsejable?

Este otro artículo corrobora lo que pienso más arriba.

https://es.quora.com/Por-qu%C3%A9-hay-gente-que-disfruta-la-rutina

la rutina es necesaria para llegar a ser bueno en algo.

En este otro artículo por el contrario explican que las personas creativas necesitan del cambio:

https://www.huffingtonpost.es/2014/03/07/18-cosas-que-las-personas_n_4918760.html

Deduzco entonces que depende de la personalidad y de lo que mueva a la persona.

Habrá gente que disfrute en diferente grado de la rutina y la necesite y otra que disfrute y así mismo necesite del cambio y de la aventura.

Con que la rutina no solo no tiene porque ser “mala” sino muchas veces necesaria.

Todo supongo en su justa medida.

¿Qué tipo eres tú?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s